A 100 años…

Actualmente recordamos  el inicio de un  conflicto de inmensas dimensiones, una guerra que marcó la historia con más de 9 millones de muertos en ambos bandos. Una guerra que prometía ser breve y miles de soldados que con esa convicción eran transportados a los lugares de combate. Un asesinato que gatilló finalmente el comienzo en 1914. No es posible afirmar que este  suceso fue  el causante del conflicto. Toda la historia es multicausal y no es posible buscar un solo “culpable” (algo que fue ignorado en el tratado de Versalles e indirectamente sentó las bases para la Segunda Guerra Mundial).

Ya alrededor de 1880 se empezaron a conformar dos bandos, una situación que obligó a (casi) todos los países a aliarse a la Triple Entente ,alianza conformada por el Reino Unido, Francia y el Imperio Ruso y la Tripe Alianza conformada por las potencias centrales: el Imperio alemán, Austria-Hungría e Italia.

Se sabía quién era el enemigo y se peleaban fronteras. Metro por metro… ya sea en África, el frente oriental o el occidental. Violencia se respondía con violencia.
A pesar del trauma mundial por esta cruel guerra, los “ganadores” de la guerra humillaron a los perdedores y los culparon de haber comenzado la guerra, posibilitando así la llegada de ideas ultranacionalistas que prometían devolverle la dignidad a su país.
Franco y Hitler no podrían haber llegado a ejercer tanto poder sin contar con el masivo apoyo de la gente que veía en ambos a  figuras salvadoras.

La primera guerra mundial no terminó siendo la última gran guerra. Continuaron enfrentamientos, la segunda guerra mundial, guerra fría, Vietnam, Corea, Afganistan, Irak.

Observando estos traumáticos conflictos es difícil entender que parecemos no haber aprendido mucho. La violencia continúa en otra forma de guerra. Ya no se pelean fronteras, el enemigo no está en el extranjero y los nuevos enfrentamientos tienen índole religioso, económico, político o social. No es posible combatir a alguien si no se conoce su identidad, lo que conlleva a actividades paranoicas tratando de observar y espiar a todo aquel que podría ser sospechoso. Desde un estudiante alemán que fue espiado directamente por los servicios de inteligencia estadounidenses (NSA) hasta jefes de Estado que de manera preventiva han tenido que compartir involuntariamente sus conversaciones con uno de sus aliados por un tema de “seguridad”.

Cientos de jóvenes se han unido a las filas de los jihadistas para pelear junto a ISIS con el fin de crear un nuevo estado islámico.

Es sabido la importancia del Internet.  Mensajes de odio son promulgados por redes sociales y por videos en youtube. Y se sigue combatiendo violencia con violencia. En Egipto más de 200 integrantes de los hermanos musulmanes han sido condenados a muerte por juzgados de ese país. Independiente del debate de la pena de muerte es muy poco creíble que con estas acciones se logre la paz.
Tres jóvenes israelís murieron hace pocas semanas en un conflicto irracional, cuya argumentación se centra en temas religiosos que lo hacen  muy difícil de solucionar. Se culpa al grupo terrorista de Hamas y se proclama venganza. Comienza una razzia de parte del ejército israelí que culmina con más de 400 detenidos, varios palestinos muertos  y un joven palestino quemado vivo por venganza. Continúa el lema de violencia contra violencia.

Un grandísimo rol juega actualmente el acceso de información a internet, que por una parte fomenta el odio y  facilita la organización terrorista y por otra parte presenta una solución para denunciar violencia de Estados que tratan justamente de restringir el acceso a éstos.

A 100 años de la primera guerra mundial, podemos hacernos la pregunta: ¿Un mundo en paz es realmente una situación utópica, ya que el hombre en sí es un ser que busca la supremacía,  o  en el futuro esta visión si se puede llegar a concretar por ser el anhelo de la gran mayoría de la humanidad? ¿qué opinan uds.?

Benjamin Alvarez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s