El mundial de fútbol… y otros buenos negocios

Hay deportes que mueren por el doping como el ciclismo. Y otros que mueren por el dinero. Un buen ejemplo es el fútbol, lejos el deporte más universal que conocemos. El fútbol ha tomado hace tiempo ya un ámbito político. No es asunto de los 11 jugadores y el entrenador que luchan por ganar un partido, es tema de Estado.  El mundial de 1954 en Berna, Suiza, no sólo coronó a Alemania como campeón mundial, sino que dio el empuje económico y anímico que necesitaba el país para su surgimiento.  La importancia de este deporte se puede presenciar nuevamente en la actual cita planetaria en Brasil. Países completos se unen para alentar a sus selecciones dejando de lado conflictos políticos o diferencias ideológicas. No por nada se dice que “el deporte nos une”.

La gran importancia que se le da a estos megaeventos deportivos como por ejemplo los JJ.OO. y los mundiales de fútbol incentivan a grandes empresas a invertir en las selecciones, equipamientos y publicidad. Según la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) auspiciadores como Nike, Adidas y Coca Cola aportan en total con 800 millones de dólares, en parte también de los derechos de uso de los logos de FIFA. Ésta apoyó a Brasil con 2 mil millones de dólares, suma que comparada con los costos para el gobierno brasileño (que tuvo que pagar más de 11 mil millones de dólares) es mínima.

Brasil 2014 es el mundial más caro de la historia.                                                                                                                                                                                                                                                                                         La presidenta de Brasil Dilma Rouseff defiende los altos costos (los que sufrieron un aumento de más de 280% con respecto a los costos estipulados) y afirma que el mundial es un regalo para todo los brasileños. La alegría del 2007, año en en que le fue otorgado el actual mundial, se desvaneció rápidamente.  Con el apoyo financiero de la FIFA no es  posible financiar los costos de construcción de los 12 estadios que tuvieron que ser construídos o remodelados y que alcanzaron 2,6 mil millones de Euros. Pero, ¿qué es lo que les queda a Brasil luego de este mes? Uno de los miles de manifestantes que protestaron contra el evento en las mayores ciudades del país afirmaba que “cuando mi hijo esté enfermo, no lo llevaré al Maracaná” ironizando con la fallida distribución de riquezas del país, qué gran falta le hacen a sectores como salud y la educación pública. Observando el estado de los estadios mundialeros abandonados en Sudáfrica, es posible inferir cuál será el destino de varios de los estadios actuales.  Ya está confirmado que los nuevos estadios no podrán ser subvencionados por las distritos y municipalidades respectivas. Cuatro estadios ya han recibido la denominación de “elefantes  brancos” en portugués, debido a que los costos fiscales superan ampliamente su utilidad. Ciudades como Cuiabá, Brasilia, Manaus y Natal no cuentan con equipos de fútbol que juegan en la primera división que podrían volver a llenar los estadios. Y el argumento de la multifuncionalidad de los recintos para ser usados por ejemplo como recintos de conciertos masivos es más que refutable.

Una larga lista desde construcciones en carreteras,  aeropuertos y servicios gastronómicos terminaron redondeando los altos costos por ser anfitrión de esto evento. Y para Brasil aún están los juegos olímpicos que se desarrollarán en dos años en Rio de Janeiro y que ya cuadriplicaron el presupuesto nombrado en la postulación ante el International Olimpic Comitee( IOC) del año 2008.

Si no es Brasil, ¿quién gana con estos eventos?

Los auspiciadores y la FIFA.  Adidas, que gracias a  sus cuarenta años siendo auspiciador oficial, se promete una ganancia de 2,6 mil millones de dólares y la Federación Internacional que llena su bolsillo con otros 4 mil millones de dólares… libre de impuestos. La FIFA es la organización deportiva más rica del planeta.  Solo así puede permitirse que los 25 miembros de su comité ejecutivo hayan podido duplicarse recientemente sus sueldos de 100.000 a 200.000 dólares anuales.

fifa_blog

Corrupción, venta ilegal de entradas y compra de votos entre otras acusaciones: la FIFA al banquillo. Fuente: http://www.bbc.com/sport/0/football/22400239

Y no son solo los costos. Para los próximos dos mundiales las perspectivas no se ven mejores. Luego de conocer los métodos de Rusia para la olímpiadas de invierno más cara que todas las versiones anteriores juntas no es necesario especular cómo se financiará el mundial 2018. Corrupción, búsqueda de conexiones al Kremlin gracias a aportes financieros y trabajadores clandestinos con sueldos miserables. El fútbol es dinero y lamentablemente el ente dirigido hace ya 16 años por el suizo Sepp Blatter calla. No solo por los casos de corrupción de grandes empresarios qataríes, regalos al comité ejecutico, sino que también en el caso de explotación de trabajadores de Nepal,  India, Pakistán o Sri Lanka, entre otros.  Jornadas laborales de más de 24 horas bajo temperaturas que llegan a los 50 grados Celsius. Según el diario inglés “The Guardian”  se esperan más de 2 millones de trabajadores para continuar construyendo las ciudades y los estadios en el desierto.  Según sus cálculos, cada día fallece un trabajador. Y la FIFA calla.

Una vez que comienza a rodar el balón parece olvidarse todo. Los miles que tuvieron que abandonar sus casas y las masivas protestas. Sólo importa el juego. Una vez que termine esta cita planetaria se publicará el estudio del comité político con respecto a los casos de corrupción que influenciaron en la entrega del mundial de fútbol a Qatar.

al shara

Continúan las construcciones de los estadios y las ciudades en las que se jugará el mundial de fúbol el año 2022. Una proyección del estadio Al-Gharafa en Doha. Fuente: http://goo.gl/utX7QR

¿Qué pasará si Qatar pierde el estatus de anfitrión?  ¿Es creíble un estudio del mismo ente organizador de estos eventos deportivos? Independiente del resultado es tiempo de que la FIFA no cierre los ojos y represente realmente su logo “‘Por el juego. Por el mundo.“ que actualmente sería más bien “Por un negocio. Mundial”

Benjamin Alvarez

Advertisements

2 thoughts on “El mundial de fútbol… y otros buenos negocios

  1. Me encanta este artículo. Tefelicito!
    Siempre me he preguntado: en USA construyeron el estadio de beisbol de los Mellizos de Minnesota, nuevo, (de paquete) por $490 millones. aqui donde el salario minimo de costruccion es de $12 a $20 la hora. Como va a costar la renovacion del Maracana, renovacion no nuevo de paquete, $350 millones si en Brasil la mano de obra es la cuarta parte mas barata? corrupcion!!!!
    Esos “elefantes blancos” especialmente los de Manaus y Cuiba, estaran llenos de madreselvas y basura dentro de un año.

    Liked by 1 person

  2. Muy interesante columna! Hay algunos datos sobre ingresos para la Fifa y auspiciadores que dan asombro y decepción. Espero logremos de algún modo frenar o por lo menos apaciguar eso que cada día se vuelve más una multinacional que un deporte masivo.
    Un abrazo, excelente trabajo.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s