La nueva amenaza global

No hay día en que el tema no aparezca en los medios de comunicación. Ya sea por videos de decapitaciones, atentados o noticias de jóvenes partiendo a combatir a Siria y Irak: el denominado Estado Islámico (EI). Un grupo extremista islamista suní que originalmente fue creado por Al-Qaeda para combatir con él contra la incursión de los EE.UU. el año 2003 (en la que fue derrotado Saddam Hussein). Luego de ser debilitado recobró nuevas fuerzas en la guerra de Siria en contra del presidente Bashar Al-Assad y se independizó de Al-Qaeda.

El abril del año 2013 se declaró como “Estado Islámico de Irak y el Levante” (en inglés Islamic State (IS/ISIL o ISIS) y continuó peleando contra las fuerzas leales a Al-Assad y a sus enemigos los rebeldes (también conocidos como el Ejército Libre de Siria). Por otra parte están las fuerzas kurdas y otros grupos islamistas.

Bajo ese escenario el grupo terroristas de Al-Qaeda se desligó completamente del EI, afirmando que no daba órdenes al grupo.                                                                                                                                                                       En junio de este año, el EI proclamó el califato para Irak y Siria, países en los que actualmente controla 25 y 40% de sus superficies territoriales. El califato es el primer sistema de gobierno establecido en el Islam y como su nombre lo indica es regido por un califa (que dice ser delegado del profeta Mahoma). En total han existido 6 califatos y el séptimo proclamado es regido por el autoclamado califa de todos los musulmanes, Abu Bakr al-Baghdadi.

Impuso inmediatamente la sharia, el derecho islámico que indica que es correcto y que no. Los hadd que aparecen en la sharia son crímenes castigados con severos castigos que van desde amputaciones (en caso de robos por ejemplo), lapidaciones y latigazos hasta la muerte. Dentro de las prohibiciones que establece, encontramos el consumo de bebidas alcohólicas, el adulterio, la desobediencia de las mujeres al esposo o padre, la homosexualidad y el incumplimiento de normas de vestir de las mujeres, por nombrar algunos.

Luego de imponer la sharia, al-Baghdadi ordenó la expulsión de los cristianos y en general de los “kufr” (no musulmanes). Millones de iraquíes y sirios emprendieron la huída. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), más de 2,5 millones de sirios han huído de su país y más de 6,5 millones son desplazados internos. Es importante mencionar que no todos huyen solamente por la rápida expansión del EI (que en Siria ya abarca una zona de más de 45.000 km²) sino por la guerra civil que luego de 4 años de combate ya ha provocado la muerte de más de 191.000 personas, según estadísticas de las Naciones Unidas.

De un tamaño equivalente al de Gran Bretaña y una población de apróx. 8 millones: el Estado Islámico. Fuente: http://lasindias.com/wp-content/uploads/2014/09/estado-islamico-estiliza.jpeg

Actualmente su tamaño equivale al de Gran Bretaña y su población supera los 8 millones. Fuente: http://tinyurl.com/kja2wgn

¿Pero cómo pudo un grupo de no más de 7.000 combatientes vencer al ejército iraquí de más de 250.000 soldados con armas estadounidenses y entrenados por éstos? ¿Cómo pudieron asar de ser catalogados desde un problema regional a una amenaza mundial?

ISIS se comporta como un Estado más. Tiene una meta y estrategias cómo llegar a ella. Buscó inmediatamente la independencia financiera tomando el control de los mayores pozos de petróleo ya el año 2006 para poder generar su propia energía (actualmente venden 80.000 barriles de petróleo diario recaudando así 2 millones de dólares por día) . Tomando el control de cada vez más ciudades, no solo aumenta su capital financiero y el arsenal de armas, sino que también aumenta el número de combatientes en sus filas.

En junio en un gran ataque al norte de Irak un grupo de apróximadamente 800 combatientes lograron conquistar la segunda ciudad más grande de ese país luego de la capital Bagdad: Mosul. Los 30.000 soldados iraquíes (chiíes y suníes) abandonaron sus puestos y no ofrecieron resistencia, no por un tema de número, sino por no estar los últimos dispuestos a morir por el gobierno del presidente iraquí Al-Malik. Gracias a esa ofensiva, el EI se apropió de artillería de grueso calibre desde lanzagranadas hasta misiles aire-tierra y humvees armados que el ejército estadounidense había hecho llegar al iraquí.

Con el saqueo del banco de Mosul los fondos financieros del EI aumentaron en 425 millones de dólares. Se presume que el EI cuenta actualmente con apróx. 2000 millones de dólares convierténdolo así en el grupo terrorista más rico del mundo gracias a saqueos, extorsión (en casos de secuestro), impuestos a las poblaciones locales bajo su mandato y donaciones de privados y de otros movimientos yihadistas de Jordania, Libia y del Yemen, los cuáles alaban su trabajo y critican a su vez al “pasivo” Al-Qaeda.

Cómo cualquier empresa o Estado, el EI publica una vez al año un informe anual presentando los atentados de los últimos 12 meses y los objetivos para el próximo. En este artículo aparecen los distintos atentados. Fuente: http://tiny.cc/51nfmx

Como cualquier empresa o Estado, el EI publica una vez al año un informe anual (de 400 páginas) presentando los atentados realizados y planteándose objetivos para el próximo. En este gráfico aparecen los atentados del 2013. Fuente: http://tiny.cc/51nfmx

Y el último gran punto para entender la rápida expansión del EI es su capacidad para presentarse en redes sociales. Cuentas de Facebook, Twitter, Instagram y hasta tiendas online para comprar poleras y polerones del Estado Islámico. Producen videos profesionales acerca de decapitaciones (las más conocidas las del periodista estadounidense James Foley, de su homólogo Steven Sotloff y del británico David Haines), presentaciones de su poderío militar, fotos de sus grandes mansiones y autos, combatiendo o enviando amenazas a países que quieran combatirlos.

Con la propaganda buscan no solo asustar a soldados de Irak y Siria, sino también fomentar el apoyo a la organización y uno de los puntos más importantes reclutar nuevos militares.

Es tanta la eficiencia de su propaganda, que de los apróx. 20 a 30.000 combatientes del EI, 15.000 son extranjeros. Jóvenes de países árabes, pero también asiáticos y europeos que vuelan a Irak y Siria para unirse a los yihadistas, como indica The Economist.

Es tanta la eficiencia de su propaganda, que de los apróx. 20 a 30.000 combatientes del EI, 15.000 son extranjeros (y de éstos 3.000 europeos). Jóvenes de países árabes, pero también asiáticos y europeos que se unen a los yihadistas, como indica The Economist. Fuente: http://goog.gl/E5fLTs

Mientras que en Alemania el Gobierno decidió enviar armas a los soldados kurdos para combatir la expansión del EI (al igual que varios países europeos), EE.UU. le declaró hace algunos días la guerra al Estado Islámico e inició ataques aéreos a sus bastiones y bases. Depués que el presidente estadounidense fuera criticado por no tener aún una estrategia de combate, su canciller John Kerry ha viajado por varios países buscando apoyo político, militar y financiero para acabar con ellos.

En su cuenta de Twitter, el canciller estadounidense afirma, que ataques militares son una parte de de la "coalición anti-ISIL": se requiere ayuda humanitaria y detener combatientes extranjeros, entre otros. Fuente: Twitter

En su cuenta de Twitter, el canciller estadounidense afirma, que ataques militares son una tarea de de la “coalición anti-ISIL”: se requiere ayuda humanitaria y además detener combatientes extranjeros, entre otros. Fuente: Twitter/ @JohnKerry

Un comunicado del Departamento de Defensa de EE.UU. publicado ayer (18. septiembre) afirma, que 40 países ya se han unido y más de 30 de ellos han ofrecido apoyo militar: Gran Bretaña, Francia, Australia, Alemania, entre otros.

En un contexto actual de razzias policiales para capturar a grupos con nexos al EI, los ataques aéreos de parte de EE.UU. y desde hoy también apoyados por Francia y los primeros casos judiciales de excombatientes que regresan a sus países, es necesario encontrar respuesta a varias preguntas: ¿Es el envío de armamento la la única solución a este problema? ¿Qué se puede hacer para prevenir la radicalización de jóvenes de Occidente y qué hacer con los que vuelven a sus países luego de pelear allá?           ¿Qué opinan Uds.?

Benjamin Alvarez

A los que les interese este tema, aconsejo un excelente documental de VICE NEWS en inglés :  https://news.vice.com/video/the-islamic-state-part-1 [Contenido gráfico]

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s