Pero si es nuestro Arturito, nuestro campeón…

“Espósame, pero te vay a cagar a todo Chile”.  No, no es la Rosa Espinoza ni algún integrante de nuestra admirable y querida farándula criolla. Es nuestro “Rey” Arturo, nuestro caballero y fiel guerrero de la selección chilena, intentando persuadir a un funcionario de Carabineros para que éste no lo detenga. “¿Cómo voy a venir manejando esa huea, como soy tan tonto, no pensai?” De seguro no fue el único en el lugar del suceso en hacerse esa pregunta. En plena Copa América en el propio país con un duelo contra Bolivia en la mira, a nuestro Arturito no se le ocurrió nada mejor que pasar una noche de diversión, devolverse manejando ebrio junto a su esposa y protagonizar un accidente. La falta de información con respecto a las personas en los otros dos vehículos involucradas se podría deber a que ellos no iban en un Ferraris 458 y de seguro no llegan al sueldo de 4 millones de euros anuales.

Como era de esperarse, se convirtió en la noticia del día. Los pocos acontecimientos que habían logrado mantenerse en los medios de comunicación a pesar de la Copa América, ahora sí que perdieron. ¿Los 2.400 millones de perjuicio fiscal entre Penta y Cruzat y la marcha de más de 100 mil personas convocada ese día por el Colegio de Profesores? A la segunda o tercera plana.

carabineros

Los únicos que salen bien parados luego de este escándalo: los Carabineros encargados del arresto. A pesar de ser increpados e insultados reaccionaron de manera ejemplar. Click en la foto para el video de su detención.

Quedémosnos con la audiencia judicial, las reacciones, los videos exclusivos, el apoyo de los hinchas, la versión del autor del accidente, la opinión de la presidenta, la conferencia de prensa de Jorge Sampaoli y su decisión de no marginarlo (“cometió un error que no es determinante para excluirlo”). Una equivocación, algo que puede haber pasado a cualquiera. Un simple “error” que le costó la retención de la licencia, una firma mensual en el consulado de Milán y una conferencia de prensa un tanto patética con una que otra lágrima.

Tras clasificar en octubre del 2013 al Mundial de Brasil el presidente de la ANFP, Sergio Jadue, aseguró que “la indisciplina se acabó con la llegada de Sampaoli”. Nada más de prostitutas infiltradas a hoteles de concentración ni denuncias de camareras, lanzamientos de jamón o muebles rotos con cuchillos. Eso debía quedar en el pasado.

Muchos han argumentado que la vida privada de cada jugador no tiene nada que ver con su vida profesional, pero si se contrata a un jugador de elite y se espera que rinda al 100% y éste choca ebrio días antes de un partido, claramente no hablamos de una acción de su vida privada. Esto es mucho más que un “simple accidente”. ¿Qué hubiese pasado si hubiese fallecido alguien? No tengo la menor duda que hubieran hecho todo lo posible para incluirlo en la selección igualmente. No por un “error” lo dejarían afuera. Hay demasiado dinero en juego y si el fin es ganar la Copa América, en nuestro país todos los medios parecen justificarlo.

“Se ratifica que no hay reglamento disciplinario de la ANFP para la selección. Define el técnico de turno y de acuerdo a quién es el implicado. Estándar disciplinario y ético de actual ANFP y de Sampaoli ha quedado claro para el futuro: todo vale con tal de lograr el objetivo.”

 Comentarista deportivo Felipe Bianchi (@bianchileiton)   

Basta con ver el caso del “accidente” del arquero Johnny Herrera, el cual manejando ebrio mató a una transeúnte y que gracias a los esfuerzos de sus equipos de fútbol y de abogados tuvo que pagar una multa de dinero, 41 días de pena remitida y entregar su licencia por 2 años. De vuelta de inmediato a la cancha.

¿Hubiese la ANFP optado por dejar sin castigo deportivo a otro jugador? ¿Hubiese reacionado de la misma manera Sampaoli con un jugador de un menor calibre? Cabe recordar el caso de Charles Aránguiz, jugador que fue desconvocado por Sampaoli para el partido amistoso frente a Brasil por llegar tarde a un entrenamiento.

En Chile no existen actos criminales como el financiamiento ilegal de la política, la evasión de impuestos o el manejo en estado de ebriedad: siempre son “errores”. “Errores” que son parte de nuestro ADN y que nos hacen empobrecer como país.

Benjamin Alvarez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s